lunes, 22 de septiembre de 2014

Cadena de microrrelatos, semana III


Tercera semana de concurso. Tras mi primera derrota en batalla, decidí volver a intentarlo. La guerra es larga...

La frase de inicio, extraída del relato ganador de la semana anterior era: "Deberías airearte un poco". Esta fue mi propuesta:



El pájaro sin alas

<<Deberías airearte un poco>>, el doctor se compadece de mí. Inútil. Aunque quizás tenga razón. Sí, la tiene. El aire acallará mis problemas, el mundo enmudecerá. ¿Qué puedo hacer yo?. Nada. Mi pequeño jamás regresará del limbo en el que duerme día tras día. Sueña con los pájaros, postrado en su camilla blanca. <<¿Puede un hombre volar?>>, solía preguntarme él. Niños... fantasean con lo hermoso e imposible ¿verdad?. Me llama. El viento sopla mi nombre en lo alto del edificio. Miro abajo, las calles siguen encauzando vida, lejana, pero cada vez más cerca, mientras la brisa acaricia tiernamente mi rostro... ¿puede un hombre volar?

FIN



Debo confesaros que mis expectativas para alcanzar al menos la ronda final eran elevadas. Visto el resultado... he de suponer que me devora por dentro la más negra de las soberbias.





Licencia Creative Commons
El microrrelato "El pájaro sin alas" por Óscar Gende Villar, así como todo el contenido de este post, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.